El Método Kanban

Organizarse y disponer de los medios adecuados para alcanzar un objetivo y por ende la meta deseada debería ser el propósito primordial de una empresa no importando su tamaño (pequeña, mediana o grande), ya que es, estas metas no siempre se consiguen por no disponer y aplicar un óptimo sistema de organización.

Un sistema que ofrece esta facilidad es el conocido por el nombre de Kanban (palabra japonesa que viene a significar cartel o panel, elemento clave de este método productivo). Dicho  sistema como tal surgió en Toyota, ideado por David J. Anderson y que adapta la filosofía original al desarrollo de software, un proceso con muchos puntos en común con el industrial, con diferentes fases, equipos de trabajo y el requisito de que cada pieza del programa a crear funcione correctamente y sea de la mejor calidad posible. El método Kanban en su versión moderna aplicada al software se usó por primera vez en Microsoft, y desde entonces ha sido aplicado en cientos de proyectos de todo el mundo.

Los Principios del Método Kanban

Cuatro son las reglas o principios básicos de Kanban para conseguir estos propósitos:

  • Empezando a hacer: Kanban es un método de producción, no un sistema que dice cómo hacer un trabajo. un equipo debe saber cómo hacerlo y Kanban ayuda a decidir si se está haciendo bien o si hay que cambiar algo.
  • Aceptando el cambio: Kanban apuesta por algo así como “si algo no funciona, cámbialo” o “si algo puede funcionar mejor, mejóralo”. Siguiendo el método Kanban, todos los miembros del equipo tienen que estar dispuestos a aplicar cambios constantes para mejorar sus rutinas de trabajo, siempre y cuando se haga poco a poco y con sentido común.
  • Respetando el proceso en curso, los roles y responsabilidades de cada uno: Tanto en un proyecto de desarrollo de software como de cual proceso productivo, es imprescindible que cada miembro del equipo sepa qué tiene que hacer y cuáles son sus funciones. Para que el método Kanban funcione esto tiene que estar claro. No se trata de que todos hagan todo, sino que cada cual sepa qué hacer en el momento adecuado.
  • Liderando en todos los niveles: Tener iniciativa y gestionar correctamente la tarea o al equipoes otro elemento básico a tener en cuenta. No se trata de crear sistemas piramidales unos dentro de otros sino de que cada subgrupo y cada miembro tenga clara su función y la ejecute correctamente.

Cinco Prácticas Centrales del Método Kanban

Visualizar el flujo de trabajo: El método Kanban recomienda usar un panel con tarjetas (que dan nombre al método) que definan cada tarea dividiéndola en columnas que indican cada fase del proyecto y de esta forma se visualizan las fases por las que está pasando un proyecto.

Gestión del flujo: además de visualizar el flujo de trabajo hay que controlar su funcionamiento, ver en todo momento si las piezas están funcionando o si alguien tiene problemas y solucionarlos.

Dejar claras las reglas del proceso: para aplicar bien un método hay que entenderlo, de allí que conocer quién hace qué, cómo lo debe hacer, y que lo entienda, es importante en el Método Kanban.

Mejorar en equipo: Uno de los pilares del método Kanban es la mejora constante. En este sentido, la mejora debe ser acordada en equipo, aportando la experiencia de todos los miembros del equipo.

Comportamiento Emergente con Kanban

Hay una creciente lista de comportamientos emergentes que se han llegado a esperar de la implementación de Kanban, tales como:

·  Proceso único a la medida de cada cadena de valor

·  Cadencias desacopladas

·  Trabajo programado por el costo de la demora

·  Valor optimizado con clases de servicio

·  Gestión de riesgo con asignación de capacidad

·  Tolerancia en la experimentación de procesos

·  Gestión cuantitativa

·  Propagación viral de Kanban en toda la organización

·  Pequeños equipos fusionados para crear bolsas de trabajo más fluidas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.